Garza imperial versus anguila peleona

Santoña, sábado morning, soleado y cálido día. Extenso paseo por toda la zona de marismas sin ver más que alguna garceta despistada y unas cuantas gaviotas. Y el sol apretando. Buscando la sombra para descansar un ratito se nos cruza una imagen por el rabillo del ojo…

Toda la marisma para mí solita, no hay competencia hoy.

…y enfocamos nuestras miradas hacia esta fantástica garza imperial que se pasea por la orilla echando pequeños vistazos al agua.

Nada por aquí, nada por allá…ni una triste gamba que llevarme al pico…

El fotógrafo ni respira mientras prepara la cámara. Hasta nuestra perrita ha detectado la tensión y corre a buscar una sombra, sabiendo que vamos a estar un ratito largo sin movernos.

Mmmm, bocado a la vista…

Nuestra preciosa ardeida apunta con su largo pico a modo de arpón fijando su objetivo…

Te pillé! glu glu, eres mía!

…y en lo que dura un click sin darnos tiempo a pestañear ya se ha lanzado a por su presa.

o no….glu gluuuuuu

No parece tan fácil sacarla, se produce una pequeña pelea…

Dé-ja-te coger, condenadaaaa!

…y la cabeza de la garza emerge con algo firmemente atrapado en su pico…

Buffff, como se menea la culebrilla…

…que resulta ser una hermosísima anguila, retorciéndose..

La tengo! La tengooooo!

…y enroscádose en el afilado estilete, buscando la forma de librarse de su captora…

Getedegesdenroscarenmipico!Genomedejasrespirar!

…casi trepando por su cabeza…

conlabocallenarecuperandoelaliento

…intentando escurrirse y rebelándose hasta el punto en que muerde firmemente la parte inferior del pico. Y no se suelta!!!

Que me sueltes!!! Ríndete a tu destino!

Durante unos instantes parece que se van a quedar así, en tablas. Ni la garza se deshace de la anguila ni la anguila se suelta del pico.

No me has dejado opción, si no quieres por las buenas, será por las malas…

Hasta que el ave le da un par de meneos, golpes contra el suelo, sacudidas, la agita en el agua con decisión…

Ahora sí, ya no creo que se me rebele…

…y consigue ganar la pelea. Y lo siguiente que hace la garza nos sorprende:

Mmmm, parece que ya no se mueve. No me estarás engañando?

Deposita a su presa muy suavemente sobre la hierba, la observa unos instantes…

Aquí, guardadita para luego.

…y se da media vuelta. ¿Ha realizado un trabajo tan duro y ahora no se la come?

Vamos a ver, que si me la como ahora que estoy cansada después de lo que me ha costado dominarla, me va a sentar mal…

Pues estará llenando la despensa. ¿O quizás era un regalo para su novia?

Ya quisierais vosotros esta anguila para una buena paella. Ale! A comer bocadillo!

Y allí la dejamos, oteando de nuevo la superficie del agua, preparando la comilona del domingo.

Gracias, arderea purpurea, ha sido genial!

Acicalamiento de un joven cormorán

En el humedal de Bolue, mientras los pajareros esperan la fugaz aparición del siempre presente pero esquivo martín pescador, se divisa un lejano punto en el cielo. El oscuro punto se acerca, se agranda…y se introduce en el agua mansa resurgiendo en forma de joven cormorán.

Aterrizaje perfecto! O es amerizaje? Y cuando el agua pertenece a un humedal…será humedalizaje???

Bucea con un nítido chapoteo, alborotando a la nívea garza, las cuatro gallinetas y la media docena de ánades azulones que se alimentan por la zona. Tras un par de largos bajo el agua, emerge y vuela hasta el tronco más cercano, que resulta ser el que mejor nos pilla para fotografiarle…

¡Listo! Ya me he quitado el polvillo del viaje,
Sacudida pa’ un lao…
Sacudida p’al otro…
…erretorcimiento escurridor de cuello…

Precioso espectáculo representación del ciclo corto de lavado (ni cinco minutos ha tardado).

Tachánnnnn! centrifugado terminado. Procedamos con el acicalamiento!

Y ahora es cuando comienza el ballet, sólo falta la música de orquesta de fondo.

…en mi cabeza suenan las primeras notas, voy preparándome para la actuación…

En ese momento el rumor del agua y las hojas de los árboles al compás del viento generan una perfecta sinfonía, que nos hace recordar la famosa danza…

…Nada que envidiar al esbelto cisne…
…delicadas y perfectas son mis plumas…
…para muestra, un botón, digooo, un plumón…

Y nos quedamos con la sensación de haber recibido un digno regalo. La naturaleza y el arte en un mismo espacio. Gracias, joven cormorán.

Este espectáculo ha sido gratis! En el próximo paso la boina, eh!

Acercaos al humedal de Bolue. ¡Nunca se sabe cuándo puede ser la próxima representación!

Mares de plata y fuego, y un cormorán patiamarillo

Último domingo de noviembre y de la pasada nueva estación otoñoveraniega. Que sí, que ya se ha acabado lo bueno y estamos de agua hasta las orejas, pero que nos quiten lo bailao, ya hemos disfrutado de todo el sol y buen tiempo.

Pssst, pajarera….eh, tú, la de los prismáticos…

Lo dicho, lucía un día fantástico para hacer lo que más nos gusta: paseo y pajareo. Y para ello nos desplazamos hasta Portugalete en el maravilloso tren, medio de transporte que nos encanta. Pena que ya se termine el plazo de los abonos de Renfe…ha sido una excelente y muy aprovechable idea.

Náh, ni caso, tendré que llamar su atención de otra forma…

Comenzamos nuestra andadura en la estación del tren en Portu, llegando hasta el puente colgante o puente Bizkaia entre turistas y propios del lugar que también querían aprovechar los restos del verano, y al rebasar la zona de embarque, lo vimos:

Un precioso ejemplar de cormorán moñudo juvenil…patiamarillo!

Ya! Te pillé! Ahora sí que miras, eh?

Es habitual que los cormoranes tengan las patas de color negro o muy oscuro, pero en algunos casos se da esta coloración, lo que los hace más llamativos. El jovenzuelo atrapaba las miradas de todos los transeúntes y también cautivó a nuestro fotógrafo. Cómo resistirse…¡Mirad que ojazos!

¡Ajá! Por eso quería que miraras. Qué le vamos a hacer…¡Uno, que es guapo!

Posó, saludó, agitó sus plumas y paralizó el tráfico de paseantes curiosos que se detenían a fotografiarle entre sonrisas y comentarios sobre sus patas.

¿No te recuerdan al pato Donald? O a los pies de pato de las lamias, seguro que más de uno lo ha pensado…

Tras la sesión de fotos le dejamos con su corte de admiradores y llegamos a la zona que da título a este post: mares de plata y fuego

Sobre este bloque que pudiera semejar un iceberg a la deriva jugueteaban un par de gaviotas juveniles patiamarillas.

Que ya te digo yo que esto no es hielo, por mucho que lo parezca…

Y con el mar en calma, espejado, el sol en el punto justo y los barcos amarrados en el puerto de Santurce, parecíamos estar uno de esos lugares mágicos entre fiordos.

En este primer mar de plata, sobre la txalupa MILA, la capitana gaviota sombría observa las maniobras en los barcos adyacentes y en el paseo. Pescadores, jovenzuelos apostados en los bancos, y un par de pajareros encantados de saludarla.

Cuando quieras te llevo a dar un garbeo…yo dirijo y tú llevas los remos.

Cuando la plata azulea, el agua espejea. Una gaviota reidora parece flotar sobre el hielo, indiferente…

Toda el agüita pa’ mí, no hay nadie que me moleste, esto es vida…

…hasta que decide echarnos del lugar entre grititos. Al parecer, no somos bienvenidos en su remanso de paz.

Vamoavé! ¡Que no te estoy gritando, que sólo me estoy aclarando la voz!!!

Y mientras una servidora se entretenía con esta señorita, el avezado ojo del fotógrafo descubrió el fuego: el reflejo rojo de un barco de la zona daba al agua un resplandor inusual, dejando esta deliciosa estampa de tonos incendiados.

No, no os preocupéis, no me estoy quemando el cucu…

Lo dicho: entre plata y fuego.

Pues yo no le veo la chispa…

La belleza existe en cualquier rincón. Abre los ojos y la mente. Observa. Disfruta. Pequeños placeres que alegran la vida. ¡Nos vemos en el próximo paseo!

¡Aquí te espero, en mi puesto de vigilancia!

Ihi-txoria eta mila izena, Txip!

Ihi-txoriarekin lehen kontaktua airea zeharkatzen duen soinu bereizgarri bat da. Eta besterik ez. Ez dago txoririk hegan, Txip! Ostaturiko hegaztirik ez dago, Txip! Ezin duzu soinu hori nondik datorren aurkitu…

Oso ondo ezkutatzen naizelako da hori…

Zerbaitek begiratzen zaituela sentitzen duzu, aztertzen zaitu, zelatatzen zaitu, Txip!

Txip, txip. txiiiiiip!

Noranahi begiratzen duzu: zerutik ezer ez, belarretik ezer ez, zeruertzetik ezer ez. Bitartean, musika fondoan Txip-Txip-Txip soinuak jarraitzen du…

Zotin iraunkor baten antza du… Txip!

Eta amore emateko zorian zaudenean, begi ertzetik irudi ñimiño bat ikusten duzu, belar-brizna baten gainean forma hartzen duena. Hain txikia? Benetan?

Eta dibertigarria, Txip!

Han dago, belar izpiko mantu berdearen gainean, edo eguzki koloreko gari-galburuan, edo bitxilore erresalatuan. Tonu lurtarreko txoritxo bat, punta zuriekin buztan motz eta biribilduan…

Tira, kontatu lumak…

… bizkar arre-gorrixka, zerrenda ilunekin gorputz osoan, sabel zurixka, eta pikotxo apur bat kurbatuta.

Ah! Eta batzuek diote putrearen ondorengoa naizela… Malagan buitrecillo esaten baitidate. Beste batzuek kagatxin deitzen didaten arren… ez dakit zergatik izango den!!!

Bada, ikusten duzuen tokian, 10 cm inguruko tamaina eta 8 eta 12 gramo arteko pisua duela, bertako izenak kontuan hartzen baditugu -hau da, eskualde bakoitzeko berezkoak-, bertako txoritxorik handiena eta indartsuena bihurtzen da.

Adi: cierrapuños, tumbabarcos (Huelva y Sevilla), tumbacarretas (Doñana), esclafamuntanyes (revientamontañas, Valencia),hau hasteko besterik ez da, bere indar neurrigabea goraipatuz.

Baina, hauek zer hartu dute? Haluzinogenoak?? Eltxo bat altxatzeko gai ez banaiz…

Badirudi Huelvan bere tamaina pixka bat puzten dutela, bueyesito deituz…

Pisuari erreferentzia eginez eta «apur bat besterik ez» esajeratuz: cienlibras, Doñana inguruan.

Beste leku batzuetan, Badajozen eta Teruelen esaterako, tamaina txikia hartzen da kontuan, eta are txikiagoa bihurtzen da: pájaro-mosca eta moscareta.

Bat txikia dela, baina euli bat baino handiagoa, eh!

Peti-rei edo reiet ere esaten zaio, errege txikia esan nahiko lukeena, l ‘Ebre deltan…

Txoritxoen erregea naizelaaaaa

… eta jatorri onomatopeikoko izen askorengatik, hala nola titet, sit, tintin, trit. Montalbanen, kexuaren txoritxoa, oilaskoak asko kexu egiten du eta!


Huelva/Sevillan, zosquitito izen atsegina erabiltzen dute.


Eta gure inguruan, ihi-txori, ihien artean dabilen txoria.

Ihi artean aurkituko nauzue… ikusi ahal banauzue. Txip!


Ikusten duzuenez, indar eta trebetasun handiko hegazti umila da herri iruditerian, mendiak hautsi eta itsasontziak hondoratzeko gai dena. Baina niretzat, beti izango da Txip-Txiiip!!! -ren erritmo nekaezinean airean saltoka hegan egiten den kantarin erresalatua.


Goza dezagun, ospa dezagun, aprobetxatu dezagun gure kultura aberasten duen barietateaz.

Cistícola Buitron y sus mil nombres. Txip!

El primer contacto con el cistícola buitrón es un característico sonido que cruza el aire. Y nada más. No se ve pájaro volando, Txip! No se ve avecilla posada, Txip! No consigues localizar de dónde proviene ese sonido…

Eso es porque me escondo muy bien…

Sientes que algo te observa, te analiza, te espía, Txip!

Txip, txip. txiiiiiip!

Miras en todas direcciones: nada por el cielo, nada por la hierba, nada por el horizonte. Mientras, el fondo musical continúa Txip-Txip-Txip…

Se parece a tener un hipo muy persistente…Txip!

Y cuando estás a punto de rendirte, por el rabillo del ojo ves una diminuta figura que toma forma sobre una brizna de hierba. ¿Tan pequeña? ¿En serio?

Y divertida, Txip!

Allí está, sobre el manto verde, o la espiga color de sol, o la resalada margarita. Un pajaruelo de tonos terrosos con blancas puntas en la corta y redondeada cola…

Venga, cuéntame las plumas…

…espalda pardo-rojiza con listas oscuras por todo el cuerpo, vientre blanquecino, y piquito ligeramente curvado.

Ah! Y algunos dicen que soy descendiente del buitre….ya que por Málaga me dicen buitrecillo. Aunque otros me llaman cagachín…no sé porqué será!!!

Pues bien: ahí donde lo veis, de unos 10 cm de tamaño y un peso de 8 a 12 gramos, si tenemos en cuenta sus nombres vernáculos -es decir, los propios de cada región-, se convierte en el pajarillo más grande y fuerte del lugar.

Atención: cierrapuños, tumbabarcos (Huelva y Sevilla), tumbacarretas (Doñana), esclafamuntanyes (revientamontañas , por Valencia), esto para empezar alabando su fuerza desmedida.

Pero, ¿ Éstos qué se han tomado? ¿Alucinógenos??? Si no soy capaz de levantar un mosquito…

Por Huelva exageran un poco su tamaño, llamándolo bueyesito

Haciendo referencia a su peso y exagerándolo «sólo un poquito» : cienlibras, en la zona de Doñana.

En otros lugares como en Badajoz y Teruel se tiene en cuenta su pequeño tamaño, disminuyéndolo aún más: pájaro mosca y moscareta.

Que uno es pequeñajo, pero más grande que una mosca, eh!

También se le conoce como peti-rei o reiet que significaría pequeño rey, en el delta de l’Ebre…

Soy el reeeeeeey de los pajaruelos!!!

…y por múltiples nombres de procedencia onomatopéyica como titet, sit, tintin, trit. En Montalbán, pajarito del quejío, de tanto que se queja el pollo!

Por Huelva/ Sevilla, utilizan el simpático apelativo de zosquitito.

Y en nuestra zona, el pajarillo de los juncos, ihi-txori.

Entre juncos me hallaréis…si podéis verme. Txip!

Como veis, es una humilde avecilla de gran fuerza y habilidad en el imaginario popular, capaz de romper montañas y hundir navíos. Pero para mí, siempre será el resalado cantarín que pega saltos en el aire al ritmo incansable de su ¡Txip-Txiiip!!!

Agradecimientos: Fuentes diversas.

Disfrutemos, celebremos, gocemos de la variedad que enriquece nuestra cultura.

VUELVEPIEDRAS, en verano

Esta curiosa limícola nos llama la atención: su trabajo habitual consiste en, ni más ni menos, levantar piedras. Sí, ahí donde la ves, la levantadora de peso más hábil del mundo mundial es una pequeña avecilla habitualmente costera, aunque últimamente, ya sea por las calores habituales o por afán de turismo, está siendo vista por el interior en lugares como Salburua.

Puedes verme en costas, desembocaduras de ríos, humedales…
Yo estoy disfrutando de las vistas rocosas en la playa de Noja

Esta chiquitaja que gusta de revolver en limos y fangos se distingue por sus patas naranjas, plumaje de varios colores y un pico corto con el que hace palanca para dejar al descubierto la comida.

Y obtener sabrosas piezas como este cangrejillo…

Existe una diferencia clara en época de cría: los machos se disfrazan con una hermosa careta blanquinegra, dorso anaranjado y negras líneas de curioso dibujo…

¿Careta dices? ¿Y lo que me cuesta pintarme esto todos los días?

…mientras que las hembras también cambian sus colores pero de manera menos llamativa, con rayas negras en la cara y en general tonos más apagados.

Ya sabéis que en la Naturaleza son ellos los que se ponen guapos. Que si no, no pillan novia…
…aunque nosotras, a poco que nos pintemos la raya del ojo, quedamos así de chulas.

Los ejemplares que no están en edad de buscar pareja no tienen color naranja pero sí ciertas líneas negruzcas en la cara, pareciéndose más a los juveniles…

Osea, ¿Me estás diciendo que tengo cara de niño?

…pero con el color terroso más oscuro.

Y disimulado, que me sirve perfectamente para parecer un trozo de roca…

Uno de sus lugares preferidos para la búsqueda de alimento es la costa tras una buena tormenta. Allí disfrutan rebuscando entre palitos, restos de maderas, piedrillas y algas variadas.

Entre los restos viajan multitud de animalillos pequeños pero muy nutritivos…
Y aquí hay uno bien agarradito a esta piedra…

Como son aves viajeras podemos verlas en grandes grupos durante los pasos migratorios, en mayo cuando viajan a los países más fríos de Europa para su reproducción y en septiembre cuando vuelven con los polluelos.

Nos estábamos planteando el viaje y hemos pensado…¿Pa´qué?

Pero hay unos cuantos que deciden tener a sus vástagos aquí, será debido al clima o a que se sienten bien acogidos…

Euskadi nos parece un lugar perfecto para dar nuestros primeros pasos…

Y así es como hemos podido observar a las nuevas generaciones de vuelvepiedras…

Arena fina, mar en calma, gente estupenda…

…en zonas costeras, como Algorta, embarcaderos como en Portugalete y sobre todo, en las rocas de la playa de la Bola, donde se reúnen con chorlitejos y garzas.

…y pintxitos ricos, ricos!

Sed siempre bienvenidos, nos encanta veros!!!

NOJA, el Molino de las Aves

Podría decirse que en Noja tenemos nuestra segunda residencia: por un módico precio y cierta habilidad montando la tienda de campaña podemos disfrutar de la hospitalidad del camping Los Molinos, junto con nuestra pizpireta perrilla, Itzal.

-Es lo que tiene acampar: los amaneceres con el sol en todo el ojo y el anochecer viendo las estrellas, todo ello acompañado del arrullo de los pajaruelos del lugar. Y la playaaaaaaaa!!!!

Llegamos a mediodía y ya nos estaba esperando este mozuelo extremadamente rubio para los tonos habituales de los ratoneros. Nos tuvo en duda: que si busardo, que si milano «deslavao», que no, cómo va a ser un milano, que si mírale el dibujo de las alas…Pos eso, como no le vimos en vuelo, busardo, ale.

Menuda chapa me están dando estos dos, no me dejan concentrarme en el ratón…

Si algún experto en la sala me jura que es milano, sería el más clarito jamás visto. Así que yo sigo con lo mío. Bu-sar-do!

Ya está, ya se van. Cualquiera les dice que tengo ascendencia gallega-vikinga…

Tras un baño rápido en la playa de Trengandín, nos tomamos un descansito junto al mirador de la marisma de Victoria. Allí vimos hace un par de años este magnífico lagarto verdiazul que nos dejó extasiados. Y ya que estábamos, nos comimos un bocata, que la playa da hambre.

Para un día que me arriesgo a salir de la espesura, me doy de morros con los pajareros…y no me dio tiempo ni a sacarles la lengua!

Acabado el tentempié, nos acercamos a el Molino de las Aves, donde se pueden observar tooooodas las que se acercan a la marisma Victoria. Pululaban por el lugar unas cuantas cigüeñuelas, que este año se han prodigado por la zona.

Me pareció un buen sitio para anidar…

Algo tendrá que ver la menor presencia de depredadores. (No sé, a mí me lo han contado…) Parece que cuando hay menos presencia de garzas, el resto de las aves están más tranquilas y …

Ponemos más huevos, nacen más polluelos, tenemos más comida…

…se dan mejores condiciones para su asentamiento y reproducción.

Por otro lado, nos sorprendió la escasez de fochas, acostumbrados a verlas en cantidad por esos lares…

Y fuera del agua, ahora te cuento porqué…

…y al comentarlo, nos dijeron que este año los cisnes se han hecho los dueños de la marisma, imponiéndose a otras aves…

Sólo cuando me tocan las…plumas

Y como tienen muuuucho carácter -por no decir mala uva-, las fochas han elegido parajes más tranquilos para anidar.

Nada, todo malas lenguas, mira que carita de bueno…

Oteando el horizonte reconocimos a la garza imperial, patrullando los arenales…

A la izquierda hay gallinetas, a la derecha cigüeñuelas, y allá a lo lejos un par de pajareros…

…hasta que detectó algo por el rabillo del ojo…

Mira, por ahí llega la comida de hoy.

…y en el tiempo que nos llevó enfocar, ya tenía su presa bien pillada.

Si espero a que me saquéis la foto, pierdo bocao….

Entonces comenzó el espectáculo: que si este bicho es muy grande y no me cabe por el gaznate, que si me lo trago y lo vuelvo a echar…

Vamoavé, ¿A ti te gusta que la comida te haga cosquillas en la garganta? Pos eso…

Tres intentos le costó poder engullir lo que creemos que era una rata de agua. Y después se quedó absolutamente inmóvil mientras el bicho descendía por su garganta…

Dejamos en paz a la garza y volvimos nuestra atención hacia una preciosa espátula en pleno proceso de acicalamiento.

Lección práctica de limpieza de plumas: comenzar por los bajos, que siempre se llenan de barro…

A pesar de los niños visitando el molino entusiasmados ante tanta variedad, y los padres disfrutando de la algarabía, ella seguía a lo suyo…

Un buen masaje por la zona lumbar, limpiando bichitos escondidos…
No te olvides de las patas, igual encontramos un cangrejo despistao…
Y ahora un ratito de siesta, que limpiar tanta pluma cansa mucho.

Absortos en la observación de la señorita de blanco y las pequeñas cigüeñuelas, surgió la vocecita de un chavalín:

¿Y eso qué es? ¿Un pingüino?

Y de repente estábamos todos sacando fotos al martinete.

Uy, ese niño necesita gafas…
Yo tengo las patas mucho más largas que mis amigos pingüinos, pero más cortas que mis primas las garzas

Hay que reconocer que, a pesar de ser pariente de las garzas, tiene un aspecto más redondito y «pingüinil».

Y unas plumitas muy chulas en la cabeza…
…que me sirven para buscar novia.

Con la llegada de más visitantes al Molino de las Aves y teniendo en cuenta el cansancio del día, nos separamos de los futuros pajareros para tomar la última foto de la visita: esta preciosa lagartija tomando el sol en las piedras exteriores.

Te traigo recuerdos de mi primo verdiazul, para que vengáis más a menudo

Noja siempre nos sorprende. ¡Hasta la próxima!

Nuestra primera expo cambia de lugar: Arrigorriaga. Y de propina, una de gorriones.

Gracias por acogernos.

Podéis visitarnos desde el 17 hasta el 28 de abril.

Y para todos aquellos que buscan gorriones en nuestras fotos…que sepáis que no nos olvidamos de ellos. En realidad, están muy presentes en todas nuestras fotos…

Es el pajarillo más común en nuestro entorno, el que vemos apoderándose del mobiliario urbano, en barandillas…

…en las estructuras de los parques…

…los árboles plantados por toda la ciudad…

…jardines y florestas.

Y donde nunca, nunca, nunca falla es rondando los bares y terrazas, asomándose sin pizca de temor a por las sobras de la merienda.

Con tanto descaro que podría parecer un miembro más de la familia.

Y se nos hace difícil resistirnos a sus requerimientos…

…hasta que se zampan hasta la última miga. Y si te descuidas, te piden otro bocadillo!

Siempre vigilantes, siempre dicharacheros y alborotadores.

Siempre con nosotros.

Va por vosotros, gorrioncillos.

Gure lehen erakusketa lekuz aldatu da: Arrigorriaga. Eta eskupekoa, txolarraren bat.

Eskerrik asko gu hartzeagatik.

Apirilaren 17tik 28ra bisita gaitzakezue.

Eta gure argazkietan txolarreak bilatzen dituzten guztientzat, jakin ezazue ez garela haietaz ahazten. Egia esan, oso presente daude gure argazki guztietan.

Gure inguruko txoritxorik ohikoena da, hiri-altzariez jabetzen ikusten duguna da: barandetan…

…parkeen egituretan…

…hiri osoan landatutako zuhaitzetan…

…lorategiak eta florestak.

Eta inoiz, inoiz, inoiz huts egiten ez duen lekuan: taberna eta terrazako inguruan ibiltzen da, eta beldur izpirik gabe agertzen da askariaren hondarretara.

Hainbesteko lotsagabekeriaz, non familiako beste kide baten itxura izan lezakeen.

Eta zaila egiten zaigu haien eskakizunei ezetz egitea…

…azken ogi-apurra irentsen diren arte. Eta deskuidatzen bazara, beste ogitarteko bat eskatzen dizute!

Beti erne, beti zoriontsu eta zalapartari.

Beti gurekin.

Zuen bila doa, txolarre txiki horiek.

Pagasarriko igoera

Pagasarri mendia, joan den otsailaren 4an.

Ikus dezagun otsailaren 3ko ilunabarrean hartutako ilargi eder-ederra.

Eta zer gertatu da egun berriko esnatzean?? Izan ere, goizean goiz, txoritxoak aharrausika hasten ari direnean, elur-orein, bizi, bizi, bizitu egin da. Veni, vidi, vici...

… eta ez dela ezer ikusten. Hemen gure txori-zaleak mendira igotzeko une ezin hobea dela erabakitzen du . (Eta hemen kontatzen dizkigu gauza interesgarri batzuk, mendiak ibiltzen hasi nahi baduzu)

Esan eta egin, makila eskuan eta gogo onez, Pagaren gailurreraino igotzen da, guztiok ondo ezagutzen dugun babeslekura hurbiltzen da, non arima salda eder batez berotu. Eta atseden txiki bat hartzen du.

Baaaaina, ez du kamera etxean uzten, ezta egun batez ere. Beraz, ondo eserita egonda poltsikoa urratzen du, zeinean zerbait eraman ohi duen txoritxo kuriosoentzat «et voilà!! !»

Desfilea hasten da: badator diskotekako atezain aurpegia duen txonta arra.

Nirea. Esan dut, nireeeeeaaa da dena. Zerbait nahi duenak sartzeko ordaindu dezala

Gure txori-zalea merezitako ogitartekoaz gozatzen ari den bitartean, nuptzialaurreko kolore biziko hegazti txiki hau inguruan paseatzen ari da jakirik onena ikuskatuz.

Pipaz betetako buffeta, fresko-freskoak buffeta. Eta guztiak niretzaaat

Bazkari on baterako hornidurak biltzen ditu eta zuhurki erretiratzen da. Segundora, kaskabeltz handia inguruko zuhaitzetik jaisten da, bertatik bere tit-tit erritmikoa abesten baitzuen, mokadu on bat hartu eta altuerara itzultzen da.

Baina zer ikusten dute nire begiek? Kakahueteeeeeeeeeeaaaak dago! Ea zenbat sartzen zaizkidan mokoan

Eta orduan da txoritxoen joan-etorria lauso samarra bihurtzen dela. Pinu kaskabeltz bera da, ala familia osoarekin etorri da?

Sssssslurp!

Lotsati hasten da, maluta txiki bat txikituz dastatzaile on gisa, biotzerre ez eukitzeko

Zatirik txikienak mozteko eskatu behar dut, mokoan sartzen ez zaizkidanak.

…eta gora dator, gustatzen zaiola dirudi

Hau despentsarako eramango dut.

eta berriro dator… ez nago ziur, uste dut ez dela txoritxo bera.

Jo! Goxo-goxoa dela!

…edo tripaundi bat da!!!

Pufff…Enpatxatu egingo naiz.

Pinu kaskabeltzaren atzean, lotsati, salto-saltoka, amilotz urdiña agertzen da. Zeharka begiratzen dio inguruko txakurtxoari, eta arrisku-aukerak baztertzen dituela dirudi: kanidoa oso entretenituta dago txorizodun ogi hondarrekin

Otsoaren ondorengoa gizakiak mimatzen dituen bitartean, nik aprobetxatu egiten dut…

Duen moko txikiarekin bat etorriz, mami nimiño bat aukeratu…eta behin baino gehiagotan errepikatzen du. Ez trabatzeko izango da

…nahiz eta nire moko txikiarekin ez nauen gehiagorako ematen.

Eta hemen dugu gure bidelapurra, beti nonahiko txtxangorria. Hala ere, ez dirudi pintxo-barran interes handirik duenik

Ni argazkirako bakarrik nago.

Harik eta «galduetatik, ibaira» erabakitzen duen arte, edo bestela esanda: hemendik pasatzen naizenez, mokadutxo bat hartzen dut.

Edo oraindik zalantzan jartzen duzu?

Eta berarekin, agur esaten dugu. Tripontziak…